[Megaguía Google Analytics e-commerce] Cómo medir te ayuda a ser más efectivo y rentable
4 media 5 votos

Un cliente entra en tu tienda online, mira algunos productos y hace una compra. Otro usuario, en cambio, después de dar mil vueltas y subir unas cuantas cosas al carrito, acaba marchándose y lo deja abandonado. Has perdido una venta.

¿Por qué todo fue como una seda en el primer caso y el proceso se interrumpió de pronto en el segundo? Si quieres que tu e-commerce crezca, necesitas comprender qué ha ocurrido en ambos ejemplos.

Y solo hay una manera de hacerlo: recopilar datos e interpretarlos.

Google Analytics es La Herramienta (así, con mayúsculas) que te va a ayudar a saber cómo se mueven los usuarios dentro de tu tienda online.

De esa manera podrás optimizar tu e-commerce, obtener mejores resultados y ver cómo crecen tus ventas. Yo creo que merece la pena intentarlo, ¿verdad? 😉

¿Te muestro cómo empezar? Vamos a ello.

google analitics ecommerce

¿Qué es Google Analytics y por qué (sí o sí) tienes que hacer mediciones en tu e-commerce?

Google Analytics es una herramienta de analítica web que Google te ofrece de manera gratuita y con la que puedes recopilar datos de tu página web.

Existen otras herramientas que sirven para medir y analizar datos, pero esta es con mucho la más utilizada: el 92% de las webs activas que realizan mediciones eligen Google Analytics.

¿Qué información te puede aportar? Más de la que puedes imaginar, literalmente. Te avanzo los ejemplos más habituales:

  • Cuántas personas visitan tu página.
  • Cuánto tiempo permanecen en ella.
  • Dónde viven tus usuarios.
  • Qué búsquedas les interesan.
  • En qué momento abandonan tu sitio.

Toda esta información te resultará muy útil, porque…

…si puedes conocer el comportamiento de tus clientes, también puedes hacer los cambios necesarios para optimizar tu tienda y mejorar tus resultados.

Seguro que ya te vas haciendo una idea de por qué te interesa utilizar la analítica web para hacer crecer tu e-commerce.

 

Lo que Google Analytics te puede contar sobre tu tienda: 5 tipos de informes (y hay muchos más)

La variedad de informes que te proporciona Google Analytics es muy amplia. Aquí te resumo los 5 que te pueden interesar más:

 

1. Informes en tiempo real

¿Qué hacen los usuarios en tu página en este mismo momento? Si te interesa saber cómo se comportan, tienes que echar un vistazo a los informes en tiempo real.

Imagínate que acabas de activar una campaña nueva y quieres saber si ya hay alguna reacción por parte de tus  clientes. Podrás tener resultados de usuarios activos y datos de los 30 minutos anteriores, lo que puede ser muy práctico para acciones que quieras seguir muy de cerca.

¿Qué información puedes tener en tiempo real?

  • Ubicaciones: ¿de dónde son tus usuarios? Un dato útil si lanzas campañas locales y quieres analizar el seguimiento.
  • Fuentes de tráfico: sabrás cómo están llegando los usuarios a tu página, desde dónde son remitidos o si teclean tu sitio directamente en la barra del navegador.
  • Contenido y pantallas: qué páginas o pantallas han sido vistas recientemente y cuánto tiempo retienen la atención de los usuarios.
  • Eventos y conversiones: ¿cómo están interactuando los usuarios con tu tienda? ¿Dónde están haciendo clic en este momento? ¿Tus estrategias se están traduciendo en conversiones?

Saber qué está pasando ahora en tu tienda online puede ser muy útil para conocer el impacto de tus campañas o saber si tus usuarios reaccionan en el momento en que haces algún cambio.

 

2. Informes de adquisición

Puedes obtener informes en un lapso de tiempo más amplio sobre cómo llegan los usuarios a tu tienda: a través de publicidad, de una red social, del tráfico orgánico… Eso te interesa mucho para saber qué tipo de campañas te están dando más usuarios y merecen por tanto más atención.

 

3. Informes de comportamiento

¿Cómo interactúan los clientes con tu tienda? ¿Acceden desde su ordenador o su smartphone? ¿Tu sitio carga rápido o tarda demasiado? ¿Qué búsquedas hacen los usuarios? ¿Cómo navegan por tu tienda, o lo que es lo mismo, cómo es su flujo de comportamiento?

 

4. Informes de audiencia

Te proporcionan datos sobre el número de usuarios activos, así como su «ciclo de vida».

Puedes saber, por ejemplo, si tienen un ciclo mayor los clientes remitidos desde la publicidad en buscadores o desde el correo electrónico, y conocer datos de usuarios de manera global o individual a través de su ID.

 

5. Informes de conversiones

En este apartado se encuentra el Enhanced Ecommerce, la funcionalidad de Google Analytics que más te interesa y que te voy a explicar a continuación.

 

¿Qué es Google Analytics Enhanced Commerce?

El Enhanced Commerce, o comercio electrónico mejorado, es una funcionalidad de Google Analytics que se presentó en 2014 y que está dirigida específicamente a las tiendas online.

¿Por qué?

Pues porque los e-commerce como el tuyo tienen unas necesidades de análisis muy particulares, centradas en todo lo que tiene que ver con el proceso de compra.

Si quieres crear estrategias para mejorar tu negocio, necesitas información sobre:

  • Clics que recibe cada producto.
  • Número de visualizaciones de los detalles de un producto.
  • Productos que se añaden al carro.
  • Productos que se eliminan una vez subidos al carro.
  • Número de transacciones que se inician, se completan y se abandonan.
  • Productos que generan mayor número de devoluciones.
  • Valor medio del carrito de compra.

Todos estos datos y otros más, te ayudarán a comprender mejor el comportamiento del cliente que visita tu tienda, detectar errores e implementar soluciones.

La clave para que tu e-commerce crezca es esta (anótatela en rojo y ponla en lugar visible): medir, medir y medir.

Te lo amplío a continuación.

 

Cómo las métricas de Google Analytics te ayudan a vender más

En tiempos de Galileo obviamente no existía el comercio electrónico, pero una de sus máximas encaja como un guante en lo que te quiero explicar:

«Mide lo que se pueda medir. Y lo que no, hazlo medible». Galileo Galilei.

Y es que para un e-commerce los datos son oro.

En las tiendas físicas tradicionales (y me refiero a aquellas en las que existía contacto directo entre propietario y cliente), había una manera muy sencilla y muy efectiva de obtener información: se charlaba. El dueño preguntaba qué artículos gustaban más, el cliente exponía sobre la marcha los pros y los contras de los productos, descartaba unos, mostraba su preferencia por otros…

Era un estudio de mercado, por así decirlo, a la antigua usanza. 😉

En una tienda online solo hay una manera de obtener esa información: realizando mediciones.

Un error que te puede salir muy caro es fiarte de tu intuición, es decir, hacer caso de tu percepción de lo que funciona o no funciona. ¿Qué pasa si no aciertas? Pues puedes tomar decisiones erróneas que perjudicarán tu negocio.

Te lo vuelvo a decir: mide. Los datos no engañan.

Ahora bien, Google Analytics te ofrece montañas de información. Tanta, que si no defines qué quieres saber lo único que harás será ahogarte en datos. No todo te interesa, no todo te va a ser de utilidad. Debes seleccionar lo que encaja en tu estrategia y te conduce hacia tus objetivos.

Y ahora es cuando te hablo de los KPI.

Los KPI (Key Performance Indicators) son marcadores, o aspectos de tu tienda que te interesa trackear. Para definirlos, es importante que te ciñas a lo que te interesa. No hacen falta demasiados. No más diez, en función de lo que necesites, pueden ser suficientes.

Para que te hagas una idea, elegir los KPI más adecuados para un negocio específico sería la tarea de un analista web profesional, pero aun así tú puedes (y debes), hacer un seguimiento de los «casi obligados» para un e-commerce. Estos son 10 de los KPI que más te pueden interesar:

 

1. Mide el tráfico

Primer dato importante, saber tu número de visitas: ¿cuánta gente entra en tu tienda cada mes o al día?

Te permitirá detectar incrementos o caídas y es una información imprescindible para poder fijarte objetivos.

 

2. ¿Qué páginas de tu tienda son las más visitadas?

Eso te indicará qué productos, categorías o contenidos son los más populares.

Así conocerás mejor las preferencias de tus clientes y aplicar distintas estrategias en relación a tu objetivo (mover el stock, potenciar los productos que te dan más margen, subir el ticket medio, etc.).

 

3. La tasa de conversión

¿Tus clientes completan las acciones deseadas? La tasa de conversión, en general, es la relación de personas que realizan la acción que deseas en un periodo de tiempo determinado. Es decir, podemos medir la conversión de distintas acciones.

Por ejemplo, podemos medir la tasa de conversión a lead de una página de captación o squeeze page, o la tasa de conversión a cliente de una ficha de producto.

 

4. La tasa o porcentaje de rebote

Los clientes que literalmente «rebotan» en tu tienda, son los que la abandonan inmediatamente sin realizar ninguna acción más, es decir, no entran en ninguna otra página. Esta métrica es importante (junto con el tiempo en página) porque son valores que Google valora de cara a posicionarte.

También es importante que la valores para detectar errores de usabilidad o navegación en la tienda.

 

5. ¿Cuánto tiempo pasan los usuarios en tu tienda?

Te la acabamos de mencionar en el punto anterior, ya que como te decía, siempre se suele leer de forma conjunta el tiempo en página, porcentaje de rebote y nº de páginas vistas de cara al SEO.

Pero ojo, porque este dato también es importante para ver el grado de interés de tus usuarios en determinados productos. O también muy importante, te puede ayudar a ver si necesitas mejorar tus fichas de productos a nivel de copywriting porque necesiten explicar mejor el producto.

 

6. ¿Por qué tus clientes abandonan tu e-commerce?

Conocer los puntos de fuga es uno de los quebraderos de cabeza de todo el que tenga una tienda online. ¿En qué punto se marchan los clientes? Puede haber múltiples causas:

  • Problemas de visualización: si no tienes tu tienda adaptada para smarphone, ya te digo que estás perdiendo clientes, y muchos.
  • Velocidad de carga demasiado lenta: los usuarios de hoy tienen poca paciencia, tienes que rebajar los tiempos de carga de tu página.
  • Navegación complicada: si no es intuitiva, tu cliente acabará perdido. Revisa tu estructura de categorías y subcategorías y las opciones que das en el menú central.

Una vez más, solo si sabes dónde están los agujeros por los que tu tienda hace aguas podrás hacer algo para solucionarlo.

 

7. ¿Cuántos clientes te da la publicidad?

Necesitas saber cuántos clics generan tus campañas de publicidad, y de esos, cuántos se traducen en ventas.

Solo de esa manera sabrás si tus campañas son rentables, si unas lo son más que otras y dónde te conviene invertir más. A esto se le llama ROI (Return of investment o retorno de la inversión) y es básico para una buena planificación de tus acciones publicitarias.

 

8. ¿Logras fidelizar a tus clientes?

Los números te dicen si son visitantes repetidores o nuevos. La llamada tasa de recompra orgánica te dice cuántos clientes han regresado para comprar de nuevo, sin que tú hayas puesto en marcha ninguna estrategia de marketing para animarlos.

 

9. Valor medio del carrito

La información sobre rentabilidad es siempre importante.

El valor medio de las ventas que se realizan en tu tienda online te permitirá tomar mejores decisiones para incrementarlo. También te puede dar pistas sobre si tus estrategias de marketing están siendo efectivas o no, o cuáles son mejores.

 

10. ¿Cuántos carritos se quedan a medias?

Otro dato a vigilar de cerca, porque en todos los e-commerce hay un porcentaje de carritos abandonados. Si el tuyo es muy alto, te está indicando que algo falla en algún punto del embudo de conversión. Pueden ser cosas como:

  • Proceso de compra complicado o muy largo.
  • Mal diseño de la plataforma de pago.
  • Rechazo a la obligación de registrarse.
  • Precio final demasiado elevado.
  • Gastos de envío excesivos o que antes no aparecían.

Necesitas ponerte a analizar la información para solucionarlo.

 

¿Estás listo? Crea y configura tu cuenta en Google Analytics en unos sencillos pasos

La configuración inicial es bastante sencilla. Para poder empezar solo necesitas tener una cuenta de Google y acceder a la página de Analytics. Una vez allí te registras, creas tu nueva cuenta y… todo listo para empezar a configurar.

Te pedirá que definas si quieres realizar el seguimiento de un sitio web o una aplicación móvil (hay que enlazarla con Firebase). Seguidamente tendrás que completar los campos como:

  • Nombre de la cuenta.
  • Nombre del sitio web.
  • URL.
  • Zona horaria…

Una vez hecho, Analytics te proporciona una ID. Ese es el código que tienes que instalar en tu e-commerce para poder hacerle el seguimiento.

Para hacerlo correctamente puedes echarle un vistazo a este vídeo:

Con esto puedes empezar a analizar datos y mejorar rápidamente los aspectos más «flojos» de tu e-commerce.

 

¿Listo para que Google Analytics te ayude a mejorar los resultados de tu tienda online?

Te animo a que abras tu cuenta en Google Analytics y empieces ya a controlar el rendimiento de tu e-commerce.

Y si te ha parecido interesante todo lo que he contado, deja que te presente una herramienta que te va a ayudar  mucho con las métricas para mejorar el SEO: puedes leer sobre SEMrush aquí.

¡Cuéntame tu experiencia! También puedes compartir este post en redes sociales si te ha parecido interesante y espero seguir viéndote por aquí. Tengo muchos más contenidos que compartir contigo.

¡Hasta pronto!

Send this to a friend