Deconstruyendo el café
5 media 1 votos

Os dejo en esta ocasión el artículo publicado en el semanario Som Anoia la semana pasada (traducción del catalán). Un breve artículo de cómo una de las principales marcas de distribución de café se ha instaurado en la mayoría de hogares, creando nuevas necesidades de consumo, e incrementando sus beneficios, ¿también los nuestros?

 Fuente de la imagen: http://www.photaki.es/

 

Somos un país cafetero. Dicen que la media de cafés que tomamos anualmente es de más de 600. Hasta hace poco, tomar un café en casa era un acto más de la monotonía diaria, y se ha convertido en una experiencia plácida, confortable e incluso un pelín elitista. Esto dicen, o nos hace creer el señor Clooney.

Un 10 para los product managers de Nespresso y Nestle, los precursores y culpables de la presencia del sistema de cápsulas en nuestros hogares. Nespresso aumentó un 20 % la facturación del 2011 respecto al 2010, suponiendo un incremento del 15 % del total de las ventas del grupo Nestlé. La previsión del 2012, es un incremento “sólo” del 5 %, debido a la entrada de competidores como Sara Lee (Marcilla), quienes tiene una demanda sobre la mesa por temas de patentes.

Este crecimiento ha estado en un momento de fuerte crisis, y los más sorprendente, lo han hecho subiendo los precios, multiplicando el coste del café casero e incrementando nuestro impacto ecológico a la tierra. Que aprendan!

Hagamos números. El coste medio de una cápsula es de unos 0,35 €. Ponemos que consumimos en casa unos 60 cafés mensuales, estaríamos hablando de un coste de 21 €. Cada cápsula contiene 5 gramos de café, por el tanto el coste por Kg es de unos 70 €.

Si hasta tener nuestra nueva maquinita usábamos la típica cafetera de goteo (por ejemplo), y consumíamos el mejor café molido de Bonka (variante Colombiana también de Nestle), el coste era y es de 11,29 € el Kg (siguiendo el ejemplo, 3,4 € mensuales). Por lo que estamos pagando 6 o 7 veces más…Creéis que es proporcional al valor añadido aportado? Ni mucho menos, por 70 € el Kg podríamos tener a nuestro alcance algunos de los mejores cafés del mundo.

No fue fácil, inicialmente a Nestle no gustaba la idea. Su impulsor, Peter Brabeck, luchó insaciablemente contra estudios de mercado, negativas de la empresa, y barreras del canal de distribución, con un resultado excelente: Incremento de las ventas, del margen de beneficio (saltándose el canal de distribución), y con la capacidad de crear nuevas necesidades a nosotros, los consumidores.

Sí, yo también tengo una…

Send this to a friend